Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies.
Ingredientes

Ingredientes y sus propiedades

Pansalud está elaborado con ingredientes 100% naturales cuyos valores nutricionales son excelentes.
Éstas son algunas propiedades de cada uno de ellos:

Harina de trigo
Es un alimento rico en carbohidratos, encargados de suministrar energía al nuestro organismo. Es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio y nuestro corazón, ya que no contiene colesterol.

Entre las propiedades nutricionales que aporta cabe destacar los siguientes nutrientes: hierro, calcio, fibra, potasio, yodo, magnesio, sodio, Ácido fólico o folacina y Vitaminas: Vitamina A, Vitamina B1 (tiamina), Vitamina B2 (riboflavina), Vitamina B3 (niacina), Vitamina B5, Vitamina B6, Vitamina B7 (Biotina), Vitamina B12, Vitamina C, Vitamina D, Vitamina E, Vitamina K, Fósforo.

Harina de trigo duro
Las variedades de harina de trigo duro tienen un alto contenido proteínico (en torno al 10-14%) y más agua y calcio que el trigo blanco.

Masa madre Natural
Es el fermento que nace del refresco de harina, agua y microorganismos de origen natural (cepa de levaduras salvajes y lactobacilos), del que, tras una fermentación adecuada, prolifera una flora muy beneficiosa para las características organolépticas del pan. Tradicionalmente ha servido para hacer fermentar el pan, antes de que existiese la levadura comercial.

Sésamo
Estas semillas, ricas en metionina (un aminoácido esencial), poseen una cantidad elevada de proteínas. Es una fuente importante de diferentes minerales para el organismo, entre ellos, destacan el calcio, el zinc y el hierro. Gracias a las "grasas buenas" que contienen (grasas insaturadas), junto a la lecitina, convierten a las semillas de sésamo en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol.

Ya que posee grandes cantidades de fibra, ayuda a la regulación de la función intestinal, pero no es solo eficaz contra el estreñimiento, sino también ayuda a prevenir numerosas enfermedades crónicas.

Germen de trigo
Es un complemento idóneo para mantener el equilibrio nutricional, es considerado un gran aliado en la belleza de la piel, el cabello y las uñas, previene la acumulación de colesterol en las arterias, ayuda a disminuir la presión arterial alta y eleva el estado de ánimo (siendo útil en casos de angustia).

El germen de trigo contiene grandes propiedades beneficiosas: es un antioxidante natural, aporta vitamina E, zinc y vitamina B, magnesio, calcio y un gran contenido en fosfolípidos. También posee un alto contenido en ácidos grasos esenciales (ácido linoléico u omega) y un alto porcentaje en proteínas e hidratos de carbono, lo que lo convierte en un alimento muy rico para todo tipo de personas de cualquier edad ya que nos aporta grandes dosis de energía a la vez que sirve de alimento para nuestros músculos. Por este motivo el germen de trigo es muy recomendable en la dieta deportiva a modo de refuerzo para mejorar así nuestro rendimiento y obtener mejores resultados.

Avena
La avena ha sido nombrada como la "reina de los cereales", puesto que su contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes es mucho más rico que otros cereales comunes. Se podría decir que cuenta con hidratos de carbono, minerales, oligoelementos, proteínas de alto valor biológico, hierro y fósforo. Tiene un poder suavizante sobre la mucosa gástrica, manteniendo a su vez la capacidad de aumentar el tránsito intestinal, previene y alivia el estreñimiento. Además es un diurético natural, ya que ayuda a reducir la acumulación de líquido en el cuerpo.

Recomendado en la diabetes, ya que al mantener más energía, la glucosa de la sangre no aumenta tan bruscamente, ayudando a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.También se recomienda durante el embarazo, ya que ayuda al desarrollo del feto, al igual que durante la lactancia, que favorece la producción de leche materna a la vez que aporta vitaminas y minerales.

Protege al organismo contra la arteriosclerosis, el infarto y la hipertensión, ya que su ácido linoleico y la fibra hace que el colesterol no pase al intestino. Cuenta con importantes vitaminas entre las que destacan: vitamina B1, B2 y E, minerales como el magnesio, zinc, calcio y hierro, y contiene gran cantidad de carbohidratos, fibra y aminoácidos (en concreto, seis de los ocho aminoácidos esenciales).

Harina de trigo Malteada y extracto de Malta
La malta o cebada es un maravilloso grano por su amplia gama de nutrientes, y de ella nació en la antigüedad una de las bebidas más consumida en todo el mundo, la cerveza. La cebada contiene las vitaminas del complejo B, calcio, hierro, vitamina C y beta-caroteno, por lo cual es considerada un alimento muy saludable. Distintos estudios indican que la hierba de cebada tendría potencial para ayudar a prevenir el cáncer.

La malta posee las vitaminas que se encuentran en la cebada, especialmente las vitaminas del grupo B, rioflavina, niacina tiamina biotina, las cuales son indispensables para el buen funcionamiento del sistema nervioso, mejora los vasos capilares evitando obstrucciones, además también favorece la piel, uñas, dientes y cabello entre otros beneficios.

Harina integral de avena
La avena es un alimento tan nutritivo como delicioso, que destaca por ser una importantísima fuente de vitaminas, minerales, proteínas de gran valor y grasas poliinsaturadas (una de las más saludables para nuestras arterias y nuestro organismo en general).

Semillas de lino marrón
Las semillas de lino marrón tienen propiedades antioxidantes, retardando el envejecimiento de la piel, debido a su alto contenido en minerales y vitamina E. Son fuente del ácido graso omega 3, proteínas, fibras solubles e insolubles y carbohidratos. También regulan los niveles de colesterol, gracias a los oligoelementos que contiene en especial el omega3, es un tipo de grasa que el organismo no puede fabricar y debe ser aportado por la alimentación.

Las semillas de lino marrón ayudan a tratar el insomnio, el estrés, la ansiedad o la hiperactividad en los niños. Además estas grasas son antitrombóticas y antiarrítmicas, ideales para la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Semillas de lino dorado
Están consideradas como uno de los alimentos con más alto poder nutricional, son muy ricas en Omega 3, fibra y proteínas. Las propiedades del lino dorado son purificar,reparar y curar. Se puede tomar como un alimento más pero por sus propiedades, tiene diversos beneficios para la salud y trata algunas patologías como: Cáncer, obesidad, colesterol, infartos retención de líquidos, estrés y tiene un poder laxante.

Otros nutrientes que poseen las semillas de lino son vitamina E, vitaminas del grupo B, yodo, zinc, hierro, caroteno, sulfuro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, manganeso, silicio, cobre, níquel, molibdeno, cromo y cobalto, y algunas enzimas útiles que favorecen los procesos de digestión.

Pipas de girasol
Las Pipas de Girasol son muy ricas en grasas polinsaturadas, proteínas e hidratos de carbono. Constituyen una buena fuente de energía, rica en fibra, vitaminas minerales como Zinc, Hierro, sodio, Magnesio, Potasio, también contiene ácido Fólico, Colina, Botaina, ácidos Fenólicos, Antioxidantes, Pectinas. Destaca su alto contenido en ácidos grasos esenciales, grasas necesarias que el organismo utiliza para realizar sus funciones, y que ha de obtener de los alimentos, principalmente omega 6 y omega 3.

Las pipas de girasol ayudan a regular el colesterol, el tránsito intestinal, a eliminar toxinas, anemia, hidrata la piel, problemas cardiovasculares y degenerativos, contra el estrés, las dolencias nerviosas, el envejecimiento, entre otras…

Semillas de amapola
La semilla de amapola se ha utilizado en la medicina natural desde hace muchos siglos, como calmante nervioso del organismo, se las considera un sedante natural.

Es un complemento perfecto para mejorar nuestra salud, aportan hidratos de carbono, proteínas, fibras, minerales, vitaminas y fitoquímicos, y son una excelente fuente de calcio, magnesio, hierro, sodio, fósforo, entre muchos otros minerales.

Harina tostada de centeno
El centeno proporciona al pan un sabor, textura y aroma muy característico y además ayuda a su durabilidad. Nos aporta proteína, hidratos de carbono, fibra, sales minerales, vitaminas del grupo B y E, cobre, hierro, zinc, magnesio y potasio. Además contiene alto contenido de mucílagos, un tipo de fibra soluble, que combate el estreñimiento. Esta fibra también actúa contra las inflamaciones de las mucosas tanto respiratorias como digestivas y tiene efecto saciador contra el hambre.

Centeno
Se trata de un cereal con muchas propiedades beneficiosas para el organismo, contiene un bajo nivel calórico y es muy bajo en grasas por lo que resulta adecuado para aquellas personas que quieran controlar su peso o estén haciendo dieta. Ayuda a depurar la sangre y a bajar el colesterol alto, al igual que prevenir las enfermedades cardiovasculares.

El centeno destaca porque cuenta con una cantidad muy diversa de minerales, vitaminas A, B1, B3 y B5, ácido fólico, fósforo, hierro y riqueza en minerales antioxidantes, entre otros. Es muy positivo consumir centeno tanto para quienes desean prevenir la diabetes, como para aquellos que padecen esta enfermedad y desean mantenerla bajo control.

Cebada
Es altamente beneficiosa para la salud y debería incluirse en toda dieta equilibrada y saludable. Dada sus excelentes propiedades terapéuticas y nutricionales, sobretodo en primavera-verano ya que nutre, relaja y refresca el hígado y la vesícula biliar. Es un tipo de fibra soluble beneficiosa en la reducción del colesterol-LDL. Es rica en vitaminas del grupo B, A y C, contiene minerales como el fósforo, el calcio, el magnesio, el cobre, zinc o el potasio. Además posee aminoácidos esenciales, imprescindibles para nuestro organismo.

Por todo esto la cebada es especialmente beneficiosa para prevenir la retención de líquidos, favorecer el correcto funcionamiento de los músculos, posee propiedades antiinflamatorias, además ayuda a combatir la anemia y a aumenta la producción de leche en madres lactantes.